Semana 21 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé

Por María Morillas  

Sigamos recorriendo el embarazo semana a semana. Con la semana 21 de embarazo finaliza el 5º mes de gestación. El bebé sigue creciendo y desarrollándose. Aún así, todavía es lo suficientemente pequeño para poder moverse cómodamente dentro del útero. Seguirás sintiendo los movimiento del feto de forma bastante clara. Eso mientras que el bebé esté despierto, porque se pasa el 80% del día dormido. 

De aquí hasta el final del embarazo el peso del bebé aumentará por 10. Del mismo modo, el tamaño del bebé aumentará el doble. La piel de tu barriga está bastante tensionada, y tus caderas y tu espalda están haciendo más esfuerzo del acostumbrado. Por eso, es importantísimo que hasta el nacimiento del bebé, cuides muchísimo tu alimentación y controles el peso. 

1. Cambios en la madre

Mamá se encuentra estupenda. Su cuerpo se ha habituado a los cambios hormonales, y las molestos síntomas de la primera mitad del embarazo han desaparecido. La barriga de embarazada es evidente, aún así, todavía no es demasiado grande y pesada, por lo que podrá moverse y hacer sus actividades diarias tranquilamente. 

Síntomas de embarazo

Recuerda que todavía estás en el trimestre más tranquilo del embarazo. Seguirás teniendo síntomas pero no tan molestos como en el resto de trimestres de gestación. los síntomas más comunes de la semana 21 de embarazo son:

1. Mareos: Esos mareos que sentías las primeras semanas de embarazo, vuelven a aparecer. Es un síntoma muy común entre las embarazadas. Durante la gestación, el volumen de sangre en el cuerpo de la mujer aumenta en un 50%. Esto hace que el corazón tenga que bombear más rápido y fuerte para poder llevar la sangre a todo el cuerpo, a la placenta y al bebé. Este aumento de pulsaciones provoca que podamos tener mareos o desmayos. En ocasiones va acompañado de dolor de cabeza, falta de energía o dificultad para respirar. Mamá, para evitar los mareos en el embarazo debes mantener una dieta rica en hierro, descansar lo suficiente, y no estar mucho tiempo de pie.

2. Estrías: Un alto porcentaje de futuras mamás sufren estrías durante el embarazo. Son pequeñas lineas alargadas que surgen en la piel debido a un aumento de peso rápido y brusco. Esto provoca que la piel no tenga la suficiente elasticidad para adaptarse al cambio. Por eso, las estrías en la piel son tan comunes durante el embarazo. Las zonas del cuerpo que más sufrirán por estrías serán los pechos, la barriga, las caderas y los muslos. Para prevenir la aparición de estrías, lo más importante es la hidratación. Lleva una dieta saludable, bebé suficiente agua y échate crema hidratante en la piel todos los días. 

3. Indigestión: Es un síntoma que seguramente hayamos vivido semanas anteriores. La acidez en el estómago o indigestión es muy común durante el embarazo. No suele ser especialmente grave, pero si molesto. Nuestro sistema digestivo funciona más lento de lo normal, haciendo que sea mucho más difícil digerir la comida. Esto provoca dolores de estómago, malestar, gases, hinchazón y estreñimiento. Los mejores remedios para aliviar la acidez estómago se encuentran en el tipo de alimentación que lleves. Debes eliminar las comidas fritas, grasosas y pesadas. Debes realizar 5 comidas al día, en vez de 3 consistentes. No te tumbes después de comer, ralentizas la digestión. No bebas mientras comes, produce hinchazón en el vientre. 

Si cualquiera de los síntomas de embarazo mencionados aquí o en los artículos anteriores te empeoran gravemente tu calidad de vida, deberás llamar a tu médico enseguida. Como hemos mencionado en alguna ocasión, los síntomas de embarazo del segundo trimestre son molestos, pero no dolorosos. 

2. El desarrollo del bebé

El sistema digestivo del bebé está desarrollado. La alimentación del bebé durante el embarazo, funciona de la siguiente manera. La sangre de la mamá es la encargada de transportar a la placenta, todos los nutrientes, vitaminas y oxígeno que el bebé necesita. El bebé está unido a la placenta a través del cordón umbilical. Ahora que el sistema digestivo del bebé está desarrollado, el feto puede tragar líquido amniótico, saborearlo y expulsarlo una vez atraviese los intestinos. A pesar de todo esto, la placenta seguirá siendo su principal forma de suministro. El estómago simplemente está haciendo ensayos para poder prepararse para el día en el que tenga que tomar leche materna por primera vez. 

Los movimientos del bebé siguen estando muy presentes. Una media de 50 movimientos por hora. Es después de comer, especialmente si te tumbas, cuando más puede la mamá sentir al bebé moverse. Aún así, también se echa largas siestas. 

Tamaño del bebé: granada

Longitud del bebé: 25 cm 

Peso del bebé: 360 gm

Durante las siguientes ecografías que tengas, podrás ver al bebé adoptar diferentes posturas. Encogido, chupándose el dedo, bostezando ... Es todo muy curioso. 

3. Consejos y cuidados

Tu piel va a producir numerosos cambios durante estas semanas hasta el final del embarazo. Los cambios tan bruscos del cuerpo, la harán reaccionar. Los consejos para la semana 21 de embarazo son:

Compra cremas 

La piel sufre muchísimo durante el embarazo. A medida que crece el bebé, y por tanto el útero, la piel de la barriga empieza a estirarse. Si la piel no tiene la elasticidad y el colágeno suficiente, se rompería en forma de estrías. Es tan rápido el crecimiento de la barriga, que a la piel no le da tiempo de adaptarse y regenerarse. Por eso precisa una ayuda extra. Con las cremas hidratantes y los aceites adecuados, se puede prevenir la aparición de estrías. La piel durante el embarazo necesita estar muy hidratada. Las 3 cremas que toda mujer embarazada debería tener guardadas en su armario son: crema antiestrías, crema hidratante para la cara, y crema para la celulitis.

Evita las varices

Durante el embarazo aparecen varices. La mayor parte de ellas desaparecen tras el parto, pero otras se quedan marcadas para toda la vida. Lo mejor es que sepas cómo evitar las varices en el embarazo para no arriesgarte. Lo primero, evita permanecer mucho tiempo en la misma posición. Caminar o moverse favorece la circulación de la sangre desde las piernas hasta el corazón. Si decides tomarte un descanso, hazlo con condiciones. Por ejemplo, al estar sentada, no cruces las piernas, solo interrumpirás la circulación sanguínea. Del mismo modo, pon las piernas en alto, sobre una almohada, cuando te encuentres tumbada o sentada. Si es verano, aprovecha para darte baños de agua fría. Al menos un chorro de agua fría antes de salir de la ducha. No solo favorece la circulación de la sangre y evita la aparición de varices, sino que relaja y quita tensión a las piernas. 

Cuidado con los mareos

Una caída o un tropiezo puede resultar grave si le sucede a una mujer embarazada. Los mareos son peligrosísimos. Para evitar los mareos en el embarazo sigue los siguientes consejos. Lo primero, evita los lugares muy calurosos o que no tengan buena ventilación, esto puede provocar un cambio repentino de tensión arterial. Cuando vayas a dormir por la noche, la posición correcta es sobre el lado izquierdo. Facilita la circulación sanguínea, haciendo que la sangre llegue mejor de la cabeza a los pies y viceversa. A la hora de levantarte, evita las incorporaciones bruscas. Hazlo suavemente y sin prisas. Practica algo de actividad física moderada, por ejemplo, salir a pasear. Algo que permita a las piernas moverse diariamente, mejorará la circulación de la sangre en las piernas y las fortalecerá para evitar desplomes. 

Tras el parto, se necesita un largo tiempo para recuperar nuestra forma física habitual. Dependiendo de como nos hayamos cuidado y mimado en nuestro embarazo, la recuperación será más rápida o lenta. 

Te recomendamos leer nuestro siguiente artículo: Semana 22 de embarazo


Si deseas leer más artículos parecidos a Semana 21 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Calendario de embarazo.


  1. Semana 1 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  2. Semana 2 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  3. Semana 3 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  4. Semana 4 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  5. Semana 5 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  6. Semana 6 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  7. Semana 7 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  8. Semana 8 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  9. Semana 9 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  10. Semana 10 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  11. Semana 11 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  12. Semana 12 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  13. Semana 13 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  14. Semana 14 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  15. Semana 15 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé