Semana 37 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé

Por Isabel Serra  

Un día más seguimos con nuestro artículos del embarazo semana a semana. La semana 37 de embarazo supone un momento importante ya que al feto se le considera un bebé a término. El desarrollo del bebé ha finalizado y ya está preparado para nacer. Si naciese esta semana, tu hijo sería capaz de vivir fuera de ti, respirar aire, y alimentarse de lactancia materna. 

Es muy posible que ya estés sintiendo las primeras contracciones del embarazo. Estas señales anuncian que el momento del parto está cerca. Mamá, si no lo has hecho ya, debes informarte sobre los tipos de contracciones que hay para poder reconocer las contracciones de parto y diferenciarlas de las contracciones falsas. 

1. Cambios en la madre

Tu bebé pide casi 50 centímetros y pesa casi 3 kilos. Todo eso hace que semana a semana empiece a apretar las paredes del útero. Es tan grande, que ya no tiene capaz de movimiento ni de dar patadas. 

Este último mes de embarazo te sientes nerviosa, inquieta y con muchas dudas sobre el parto. ¿Sabré reconocer cuándo estoy de parto? ¿Llegaré a tiempo al hospital? ¿Mi hijo nacerá sano? Debido a los nervios cualquier síntoma o molestia nueva te hará pensar que estás de parto. Seguramente tengas anotado en tu calendario de embarazo la fecha probable de parto que te comentó el médico. Pues sí, el parto se puede adelantar. Pero tranquila mamá. Los días antes de dar a luz, tu cuerpo mandará una serie de señales para anunciar el nacimiento del bebé. Ante estas señales, deberás acudir al hospital. 

Síntomas de embarazo

Puesto que solo queda esperar al nacimiento del bebé, vamos a informarte de los síntomas de parto. Las señales de parto son:

1. Encajamiento del bebé: Si eres mamá primeriza, seguramente tu bebé se colocó boca abajo hace ya varias semanas. En este momento se encajó en la pelvis preparado para nacer. Poco a poco irá moviendo la cabeza de un lado para otro, para ir haciendo hueco por el canal del útero. Notarás presión en la pelvis, además de en las partes íntimas de la mujer. Y lo sabrás, porque ahora que el bebé está boca abajo, podrás respirar mejor. Ya no presiona el diafragma y el estómago. 

2. Dilatación del cuello del útero: Cómo hemos dicho antes, el bebé va abriendo camino por el cuello del útero. Este canal, permanece cerrado durante todo el embarazo para proteger al feto de posibles infecciones y bacterias. Durante las últimas semanas de embarazo, el cuello del útero comienza a dilatarse. Los ginecólogos consideras que estás de parto cuando existen 3 centímetros de dilatación del cuello del útero. Será entonces cuando tendrás que ir al hospital. A partir de los 3 centímetros, la mamá dilatará mucho más rápido. Lo sabrás porque irá acompañado de contracciones de parto intensas y regulares. 

3. Expulsión del tapón mucoso: El tapón mucoso es una sustancia espesa y gelatinosa que se encuentra en el cuello del útero durante los 9 meses del embarazo y sirve para proteger al bebé de posibles infecciones y bacterias. Cuando el bebé ya está preparado para nacer, y el útero comienza a dilatar, el tapón mucoso se desprende. Es ocasiones, la expulsión del tapón mucoso del cuello del útero, no es una señal suficiente para ir al hospital, pero sí, para anunciar que el parto está cerca. 

4. Rotura de saco amniótico: La rotura del saco amniótico o más comúnmente llamado "Romper aguas", es una señal de parto que anuncia a la mamá, que debe acudir a urgencias. Da igual en la semana de embarazo en la que te encuentres, si sospechas que hay una rotura de saco amniótico debes acudir enseguida al hospital. Una vez en el hospital, los médicos medirán los centímetros de dilatación del cuello del útero, para saber cuánto falta para el nacimiento del bebé. Romper aguas puede ir o no acompañado de contracciones de parto. 

5. Contracciones de parto: Aprende a distinguir las contracciones de parto de las contracciones falsas. Las contracciones de parto son bastante dolorosas, suceden de forma regular. Si tienes contracciones cada menos de 5 minutos, entonces estás de parto. Debes acudir enseguida a urgencias porque el bebé está en camino. Sentirás un dolor intenso en la zona de los riñones que se extenderá a la parte baja del vientre. Son contracciones largas y frecuentes. Desde el momento que las sientas, tienes tiempo de sobra para llegar al hospital.

Tranquila mamá, una vez en el hospital tendrás una matrona a tu lado que te irá informando de todo lo que va a suceder. Confía en ella, en tus médicos y sobretodo en ti misma. Todo va a salir bien.

2. El desarrollo del bebé

El bebé ya está encajado en la pelvis, y cada día notarás el útero y la barriga más baja. A esto le llamamos, descenso del bebé. Si naciese esta semana, ya no sería un bebé prematuro. Es justo a partir de la semana 37 de embarazo cuando se les considera bebé a término. 

El lanugo, que es esa pelusa que cubría todo su cuerpo, está desapareciendo. Es posible que al nacer, todavía veas parte de ese lanugo por los hombros o los brazos. Su sistema respiratorio sigue realizando los últimos ensayos antes de salir al mundo. Será en el momento del parto cuando el bebé dará su primera bocanada de aire. Seguramente vaya acompañado de llantos del bebé. Escuchar el llanto del bebé en el parto es algo que tranquiliza mucho a la madre. Por un lado, sabe que su hijo ha nacido sano y salvo y por ota, que el parto ha terminado. 

Tamaño del bebé: melón

Longitud del bebé: 49 cm 

Peso del bebé: 2.9 gm

Tu hijo o hija podría nacer esta semana. Casi el 80% de los bebés nacen entre la semana 37 de embarazo y la semana 42. 

3. Consejos y cuidados

Ya solo queda ir cerrando temas, preparar las maletas para el hospital y tener los teléfonos de emergencia a mano en caso de ponerse de parto. Los consejos para la semana 37 de embarazo son:

Duerme cuando puedas

Ahora más que nunca es importante conservar energía para afrontar el parto. Estás últimas semanas de embarazo has dormido bastante mal, te encuentras baja de energía y de autoestima, y con muchos dolores. No solo necesitas recuperar algo de sueño para el parto, sino también para afrontar los primeros meses de vida del bebé. Normalmente, durante sus primeros meses en casa, mamá y papá les tocará levantarse por las noches porque escuchan al bebé llorar. Algo que desequilibrará bastante vuestro ritmo de sueño. Por eso, es importante que durante estos últimos días de gestación duermas cuando puedas. 

Prepara la habitación del bebé

Seguramente llevéis varias semanas pensando en ideas para decorar la habitación del bebé. Es algo que no debe dejarse para el último día. El objetivo es que cuando regreséis a casa con el bebé, todo esté preparado en su cuarto para haceros la vida más fácil y cómoda. Los artículos que toda habitación del bebé debe tener son: una tina o una bañera para bebés, para realizar los primeros baños del bebé recién nacido. Una cuna o un moises para dormir al bebé por las noches. Durante los primeros días tendréis que colocarla en la habitación de papá y mamá, para poder atenderle de forma más rápida. También deberéis comprar un cambiador para bebés y todo lo necesario para vestirle: bodies para bebés, pañales, patucos, juguetes de bebé ... 

Repasa las clases preparto

Es hora de poner en práctica, todo lo aprendido en las clases de preparación para el parto. Cuando encuentres un hueco en el día ponte a realizar ejercicios de respiración y ejercicios para embarazadas. Te ayudarán a prepararte mentalmente, y físicamente para hacer frente al parto. También es importante que, junto a tu pareja, hagáis un repaso de las clases teóricas de preparación para el parto. ¿Cómo son las contracciones de parto? ¿Cuáles son las señales de parto? ¿Qué sucederá cuando llegue al hospital? ¿Cómo debo respirar entre una contracción y otra? Has aprendido mucho este último mes de embarazo. 

Mamá y papá están nerviosos porque el día del nacimiento del bebé cambiará sus vidas para siempre. Tienen una mezcla de emociones, entre alegría y entusiasmo; y cierto miedo y preocupación. Ánimo, vais a ser unos papás estupendos. 

Te recomendamos leer nuestro siguiente artículo: Semana 38 de embarazo


Si deseas leer más artículos parecidos a Semana 37 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Calendario de embarazo.


  1. Semana 1 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  2. Semana 2 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  3. Semana 3 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  4. Semana 4 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  5. Semana 5 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  6. Semana 6 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  7. Semana 7 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  8. Semana 8 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  9. Semana 9 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  10. Semana 10 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  11. Semana 11 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  12. Semana 12 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  13. Semana 13 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  14. Semana 14 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  15. Semana 15 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé