Semana 8 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé

Por María Morillas  

Siguiendo con nuestro calendario del embarazo, llegamos a la semana 8. En la semana 8 de embarazo se produce un gran desarrollo del bebé. Tu hijo deja de llamarse embrión, para llamarle feto. El embarazo es todavía un secreto. Solo la pareja y el médico conocen la existencia de ese futuro bebé. Pero no será por mucho tiempo. En unas semanas tendremos que ir de compras a por ropa nueva, porque la antigua ya nos aprieta demasiado la barriga. 

Los síntomas de embarazo del primer trimestre siguen estando presentes, y muchos de ellos le acompañarán hasta el día del parto. El corazón del bebé late muy rápido, unas 140 pulsaciones por minuto. El ritmo cardiaco es el doble que el de sus padres. Como mencionamos en la semana 7 de embarazo, los movimientos del bebé son espontáneos, aunque todavía no puedan sentirse por la madre. 

1. Cambios en la madre

El útero está creciendo. Al estar vestida, no se aprecia que estés embarazada, pero tú misma ya empiezas a notar que los pantalones y el sujetador de siempre te hace incomoda.  

Síntomas de embarazo

Aunque algunos de los primeros síntomas de embarazo siguen estando presentes, a partir de la séptima semana de embarazo aparecen nuevos síntomas y molestias. El cuerpo no para de trabajar, y la mayoría de las tareas que ahora realiza son totalmente nuevas para él. Los síntomas más comunes de la semana 7 de embarazo son:

1. Calambres: El hecho de que el útero materno esté aumentado de tamaño, puede provocar pinchazos en la zona baja del vientre. En ocasiones se extiende a las piernas o a la espalda, debido a la presión que ejerce el útero sobre el nervio ciático. Los calambres en el embarazo son molestos, pero no suponen ningún riesgo. Son una señal de alarma si los calambres sean muy dolorosos o vayan acompañados de sangrado vaginal. En este caso, acude enseguida a urgencias. 

2. Ganas de orinar: Debido a todos los cambios nuevos que se producen dentro de la madre, su cuerpo comienza a trabajar más rápido. Es el caso de la vejiga, trabaja sin parar para eliminar rápidamente los desechos del cuerpo. A esto, se suma el hecho de que a medida que pasen las semanas de embarazo, el útero se irá haciendo más grande. Por lo tanto, robará espacio a los órganos de su alrededor, como la vejiga, el estómago, el diafragma. La capacidad de la vejiga se verá considerablemente reducida, provocando que su necesidad de expulsar sea más frecuente. 

3. Náuseas y vómitos: Es uno de los primeros síntomas de embarazo. Es en la semana 8 de embarazo cuando las náuseas matutinas se vuelven más intensas e insoportables. Se les llama náuseas matutinas, porque es en las horas de la mañana, nada más despertar cuando son más molestas, muchas veces acompañadas de vómitos y mareos. Mamá, debes tener siempre un paquete de galletas en la mesita de noche. Así, al despertar, podrás tomarte un par de galletas y el estómago dejará de estar vacío para poder levantarte de la cama y continuar con tu día a día. Es uno de los mejores remedios para aliviar las náuseas en el embarazo. 

Existen algunos remedios en la farmacia, sin necesidad de receta médica, que podrás utilizar si los síntomas de embarazo se hacen muy molestos. Suelen ser a base de vitaminas o productos naturales. Pregunta a tu médico o farmacéutico. Ellos sabrán cuál es la mejor forma de aliviar los primeros síntomas de embarazo. 

2. El desarrollo del bebé

La apariencia externa del embrión ha evolucionado, ya tiene aspecto humano. En sus extremidades se pueden apreciar los brazos, las piernas, los 5 dedos en cada mano y pie e incluso los codos y las rodillas. 

Algo asombroso de la semana 8 de embarazo es que sus intestinos comienzan a desarrollarse. Para el día del parto, el intestino de tu bebé medirá 3 metros. Impresionante que algo tan largo quepa dentro de un ser tan pequeño. 

Tu bebé no para de retorcerse sobre si mismo. Se sobresalta antes los ruidos y movimientos fuertes. Incluso cuando su mano toca su cuerpo, el feto responde con movimientos. Comienzan sus primeras reacciones externas. ¡Qué ganas tendrás de sentir al bebé! Tendrás que esperar. No es hasta el cuarto mes de embarazo cuando se notan los movimientos del bebé por primera vez. 

Tamaño del bebé: cereza

Longitud del bebé: 1,7 cm 

Peso del bebé: 1,2 gm

Aunque el embrión a las 8 semanas de embarazo es muy pequeño, es también enormemente complejo. 

3. Consejos y cuidados

Normalmente una mujer embarazada debe acudir a su médico o ginecólogo cada 5 semanas. Antes, si hay algún tipo de problema en el embarazo, o el médico adelanta la cita. Los consejos de la semana 8 de embarazo que deberás tener en cuenta son:

Realiza ejercicio físico

La actividad física forma parte de un embarazo sano. Muchas mujeres les da miedo empezar a realizar deporte porque creen que es peligroso para el bebé. Lo primero, debes saber que existen numerosos ejercicios físicos adecuados para cada etapa de embarazo. Lo segundo, es que por regla general, antes de realizar cualquier actividad física, siempre se debe consultar a un médico. La semana 8 de gestación es un buen momento para empezar a hacer ejercicio durante el embarazo. Te recomendamos leer nuestro artículo "ejercicios para embarazadas." Te mostraremos los ejercicios más adecuados para cada mes de embarazo, las recomendaciones y precauciones a tener en cuenta y todos los beneficios que aportan.

Alivia las náuseas

Mamá, debes saber que existen cantidad de remedios naturales para aliviar las náuseas durante el embarazo. Empieza realizando 5 comidas al día en vez de 3 grandes. Toma porciones pequeñas al comer, y del mismo modo, realiza pequeños sorbos al beber. Por supuesto, queda prohibido tumbarte nada más terminar de comer. Interrumpe la digestión provocando que aumentes las náuseas y las ganas de vomitar. Eso sí, debes aprender a relajarte. Relajarse no es sinónimo de "no hacer nada". Puedes relajándote saliendo a pasear, respirando aire fresco, realizando ejercicios de respiración profunda... Completa tu información leyendo nuestro artículo "Aliviar las náuseas en el embarazo"

Visita al nutricionista

Llevar a cabo una buena alimentación en el embarazo es vital para el desarrollo del bebé. Si todavía no te queda claro, que puedes comer y que no puedes comer durante el embarazo, lo mejor es que visites al nutricionista. Te hará una dieta para embarazadas adecuada a tu peso, talla, y semana de embarazo. Además, te irá realizando un seguimiento durante toda la gestación. Es ideal para que la futura mamá se asegure de que al bebé le están llegando todos los nutrientes que necesita. 

A cualquier futura mamá le gustaría conocer todo sobre el desarrollo del bebé y los cambios a lo largo de las semanas de embarazo. Por eso, en nuestra web hemos preparado una serie de artículos para informar sobre todo lo que sucede en el embarazo semana a semana.

Te recomendamos leer nuestro siguiente artículo: Semana 9 de embarazo


Si deseas leer más artículos parecidos a Semana 8 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Calendario de embarazo.


  1. Semana 1 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  2. Semana 2 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  3. Semana 3 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  4. Semana 4 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  5. Semana 5 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  6. Semana 6 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  7. Semana 7 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  8. Semana 9 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  9. Semana 10 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  10. Semana 11 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  11. Semana 12 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  12. Semana 13 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  13. Semana 14 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  14. Semana 15 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé
  15. Semana 16 de embarazo: Síntomas y desarrollo del bebé