Ácido fólico en el embarazo

Por Lidia Maseres  

Tener un bebé significa cuidarse incluso antes de haber quedado embarazada. A parte del ejercicio físico y una buena alimentación, es imprescindible tomarse las vitaminas necesarias durante toda la gestación. La más importante de todas las vitaminas, es el ácido fólico. Ayuda a prevenir deformaciones graves en el bebé, y problemas con su desarrollo.

El artículo y video de hoy son muy importantes. Responderemos a todas tus dudas. Entre las cuestiones más importantes, te explicaremos porqué el ácido fólico en el embarazo es tan importante, cuándo debes empezar a tomarlo, y cuál es la dosis recomendada.

¿Qué es el ácido fólico?

El ácido fólico es una vitamina B cuyo objetivo en el embarazo es el de prevenir defectos del tubo neural, o lo que es lo mismo, defectos en el cerebro o en la médula espinal del bebé.

Se encuentra naturalmente en las verduras de hoja oscura como la espinaca o el brócoli. También en las legumbres y en gran parte de cereales. Durante el embarazo, la mujer no adquiere la cantidad suficiente de vitamina B por lo que siempre es necesario que complemente su alimentación con suplementos de ácido fólico. Cualquier médico se lo recomendará para un buen desarrollo del feto. 

¿Porqué es importante tomar ácido fólico?

Qué la madre se encuentre en buen estado de salud antes del embarazo es vital para asegurar un buen desarrollo del bebé. Los médicos lo confirman. Los beneficios del ácido fólico antes, durante y después del embarazo son altísimos. Los más importantes son:

1. Previene problemas cerebrales

Es quizás el beneficio más importante. Como ya hemos mencionado antes, esta vitamina B ayuda a que exista un buen desarrollo del cerebro del bebé. El cerebro del niño es de las primeras cosas en empezar a formarse, y de las últimas en completar su desarrollo. Por eso, es importantísimo que los suplementos de ácido fólico se tomen antes de quedar embarazada, y continúen si el médico lo cree conveniente, hasta el nacimiento del bebé. 

2. Reduce el riesgo de desarrollar autismo en el niño. 

Son muchos los estudios que conectan las carencias de vitamina B co el desarrollo de autismo. Intervienen de forma directa en la genética de las células, reparando el ADN del cuerpo humano. 1 de cada 8 niños desarrollan un alto o bajo grado de autismo después de su nacimiento. Varios estudios afirman que tomar ácido fólico antes del embarazo reduce el riesgo de desarrollar este tipo de trastornos en casi un 50%

3. Previene retrasos en el lenguaje

Aprender a hablar es uno de los pasos más importantes del desarrollo del niño, y sin duda, uno de los que crea más preocupación entre los padres. Los científicos afirman que tomar la dosis recomendada de ácido fólico al día al menos un mes antes de quedar embarazada, ayudará a reducir el riesgo de retraso en el lenguaje del bebé. 

4. Reduce el riesgo de hiperactividad 

Los trastornos de deficit de atención e hiperactividad, así como los problemas de aprendizaje se pueden combatir si la madre toma el ácido fólico necesario a comienzos de su embarazo. Son varios estudios que lo comprueban, si los niveles de ácido fólico en la madre son bajos durante sus primeras semanas de gestación, entonces sus bebés tendían a sufrir más problemas de hiperactividad y concentración. Recuerda que este tipo de vitaminas está estrechamente conectado con las neuronas del cerebro. 

5.  Combate la depresión posparto

Estamos preparando nuestro embarazo, y el médico nos ha dado un montón de pautas sobre el tipo de alimentación que debemos llevar para tener todas la vitaminas y nutrientes necesarios. Pensamos que todo esto durará hasta el nacimiento del bebé, pero mamá, después del parto debes seguir llevando la misma rutina de salud. 

El ácido fólico después del parto es beneficioso porque ayuda a la madre a recuperar toda la energía que ha perdido durante estos 9 meses de gestación. Además permitirá a la madre mejorar su estado físico, anímico y emocional, que tanto a podido verse afectado. El ácido fólico forma parte de la recuperación posparto y le ayudará a enfrentarse a esta nueva etapa: la maternidad. 

6. Ayuda también al padre 

Tener un bebé es cosa de dos, ¿verdad? La salud del padre también importa, es por ello, que muchos médicos recomiendan también al padre tomar ácido fólico mientras está buscando el embarazo con su pareja. El 50% de los genes proceden del padre. El ADN del bebé está formado por el ADN del padre y de la madre. El ácido fólico beneficia directamente a los genes del hombre, por lo que toda esta información genética es transmitida al futuro bebé. 

¿Cuándo empezar a tomar ácido fólico?

Si la pareja que está buscando el bebé consumiese la cantidad recomendada de ácido fólico antes y durante su embarazo, se conseguiría combatir a la mayor parte de los problemas relacionados con el tubo neural. 

Por lo general, se debe comenzar a tomar este tipo de vitamina B, al menos tres meses antes de quedarse embarazada. Del mismo modo, debes seguir tomando tu dosis diaria del suplemento hasta haber cumplido los 3 meses de gestación. 

Llegado al cuarto mes de embarazo, deberás visitar a tu médico. Él decidirá si deberás continuar tomando tu dosis diaria de ácido fólico durante todo el embarazo, o podrías dejarlo ahí. Recuerda que durante tus 9 meses de gestación debes llevar una dieta que incluya alimentos ricos en ácido fólico. Entre la larga lista, nos encontramos con la harina, la pasta, los cereales, las verduras de hoja verde, las legumbres, el pan, el arroz, las naranjas ... 

¿Cuál es la dosis recomendada de ácido fólico?

Seas el padre o la madre, la cantidad diaria adecuada de ácido fólico durante el embarazo es de 0,2 microgramos. Este dato hace referencia a la cantidad recomendada por regla general, es decir, antes de quedarte embarazada. 

Una vez que ya hayas comenzado la gestación, subirá un poco. La cantidad diaria necesaria para una embarazada es de 0,4 microgramos a 0,8 microgramos. Es obligatorio que lo acompañes siempre de una dieta sana y equilibrada. Lo mejor es visitar al médico antes de buscar el bebé, y una vez que ya tengas el resultado positivo del test de embarazo. El mismo te dirá que es lo mejor para ti, y cuánto ácido fólico necesitas.

¿Cuándo es el mejor momento del día para tomarlo?

Mamá, el mejor momento del día para tomar la dosis recomendada de ácido fólico es por la mañana. Nada más levantarte, el cuerpo está en ayunas, el estómago está vacío y por tanto la absorción de la vitamina será mayor.

Eso es todo, en este artículo y en el video te hemos resumido los datos más importantes que debes conocer sobre el ácido fólico en el embarazo. Para más información, lo mejor es preguntar a tu médico o ginecólogo. Si ya has empezado el embarazo, y aún no has comenzado a tomar ácido fólico ¡Nunca es tarde! comienza cuanto antes. Recuerda que esta vitamina B ayuda a proteger a tu bebé durante todo su desarrollo hasta el momento de su nacimiento.


Si deseas leer más artículos parecidos a Ácido fólico en el embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo.


  1. ¿Cómo quedar embarazada rápido? - TRUCOS para ser mamá
  2. Test de embarazo: ¿Cómo saber si estoy embarazada?
  3. ¿Estoy embarazada? ¡Descúbrelo! - Primeros síntomas de embarazo
  4. Náuseas en el embarazo ¡Elimínalas!
  5. Embarazo en la adolescencia
  6. ¿Cómo saber si es niño o niña? - ¡Descúbrelo aquí!
  7. Diabetes gestacional
  8. ¿Cómo dormir en el embarazo? - Trucos y posturas
  9. Alimentos prohibidos en el embarazo ¡Evítalos!
  10. Ciática en el embarazo: Como combatirla
  11. Signos de alarma en el embarazo ¿Cuándo preocuparme?
  12. Los mejores ejercicios para embarazadas ¡Muy seguros!
  13. Días fértiles para quedar embarazada ¡Consíguelo!
  14. Mes 1 de embarazo: Embarazo mes a mes
  15. Mes 2 de embarazo: Embarazo mes a mes