Maleta para el parto ¿Qué llevar al hospital?

Por Marcela Henríquez  

Se acerca el momento más importante del embarazo: el nacimiento del bebé. Todavía quedan muchísimas cosas por preparar. La tarea más urgente es preparar la maleta que vas a llevar al hospital. 

No esperes hasta el último momento del embarazo para preparar la maleta del hospital. Recuerda que el parto podría adelantarse. Las futuras mamás suelen empezar a preparar la canastilla del bebé alrededor del octavo mes de gestación. Te recomiendo hacer lo mismo. 

Con este artículo y el video que te mostramos a continuación, te ayudaremos a prepararlo todo. Te informamos sobre todas las cosas que necesitará tu bebé, y las que necesitará la mamá el día del parto ¡Es hora de preparar la canastilla! 

1. La maleta para la mamá

Mamá, tu maleta debe ser cómoda y deberá estar totalmente terminada antes de empezar el 9º mes de embarazo. Las cosas que deberías incluir dentro de la bolsa del hospital son:

Ropa

La idea es que te encuentres lo más agradable y ligera posible. Nada que te apriete demasiado y que sea funcional. 

1. Los camisones más adecuados para este momento son aquellos que están abiertos por delante. Así, cuando tengas que dar el pecho a tu hijo, solo tendrás que desabrocharte los botones. 

2. Utiliza zapatillas de andar por casa. Debes abandonar tus zapatos de calle a la puerta de la habitación. El objetivo es que puedas moverte por todo el hospital de forma cómoda y relajada, como si estuvieras en casa. 

3. Añade la bata al bolso. La temperatura de los hospitales o clínicas puede ser más alta de lo que estás acostumbrada. Llevando solo el camisón, podría hacer que pases frío. Además, también es tremendamente útil, por si viene alguien a visitarte después del nacimiento del bebé y prefieres estar un poco más tapada. 

4. La ropa interior que incluyas debe ser especial. Por ejemplo, si eres de las mamás que desea dar el pecho al bebé tras el parto, compra sujetadores para lactancia materna. Por otro lado, las bragas deben ser de papel y a la altura de la cintura. Ayudarán a la mamá a estar más cómoda y a poder tirarlas en caso de mancharlas. 

5. Ropa de calle para el día que te den el alta. Seguramente la ropa que llevabas antes de dar a luz ya no te sirva. Busca algo que sea cómodo y ancho. 

Neceser

Normalmente los hospitales y las clínicas no ofrecen productos de aseo para los pacientes, por lo que llevar los propios es el mejor de los consejos. En el bolso de aseo debes incluir todo lo necesario para una higiene personal completa. No te olvides de llevar:

1. Champú y gel

2. Loción hidratante

3. Cepillo y pasta de dientes

4. Cepillo de pelo

5. Desodorante

6. Secador de pelo

Si lo deseas, puedes incluir algo de maquillaje para sentirte aún más guapa de lo que ya eres, por si vienen visitas al hospital. Después del parto y de estos 9 meses de embarazo, podemos tener cara de cansadas. Esto te ayudará a disimularlo. 

Compresas Posparto

Tras el parto, la madre podría tener algunas pérdidas, por eso se le recomienda llevar este tipo de compresas. Compra por lo menos un paquete, y deja otro en casa en caso de necesitarlo. 

Este tipo de compresas son grandes, muy absorbentes y están hechas de algodón. Son transpirables, por lo que evita que se quede humedad, reduciendo el riesgo de infección en la parte intima de la madre.

2. La maleta para el bebé

Ropa

Por fin vas a poder estrenar toda esa ropa que llevabas tantos meses guardada en el armario. Seguramente quieras llevarte toda la ropa de bebé que compraste, pero recuerdas que debes incluir prendas para un máximo de 3 días. 

1. Pijamas y bodies para cada día. Son muy prácticos, especialmente para el momento que haya que cambiar el pañal del bebé. La piel del recién nacido es tremendamente delicada por lo que los bodies de bebé deben ser 100% de algodón. 

2. Gorros y patucos para taparles los pies y la cabeza. Pasarán semanas hasta que el recién nacido se adapte al cambio de temperatura del entorno. Mientras tanto, no deja de perder calor por los pies y la cabeza. Tápale con gorros de bebé y patucos que sean cómodos y elásticos. 

3. Baberos para la lactancia materna al bolso. La temperatura de los hospitales o clínicas puede ser más alta de lo que estás acostumbrada. Llevando solo el camisón, podría hacer que pases frío. Además, también es tremendamente útil, por si viene alguien a visitarte después del nacimiento del bebé y prefieres estar un poco más tapada. 

4. Manta para bebés. Son super útiles para esos momentos en los que la mamá desea coger al bebé en brazos. Una mantita abrigará y protegerá al bebé. 

5. Ropa de bebé para el momento que haya que salir a la calle de camino a casa. La oferta de prendas para vestir al bebé son interminables. Puedes elegir pantalones, vestidos, jerseys, bodies ... mira siempre que se adapte a la estación en la que te encuentres.

Neceser

Mamá y papá no os preocupéis por el primer baño del recién nacido. Normalmente es la matrona o las enfermeras quien realizan los primeros baños del bebé en el hospital. Igualmente, se recomienda llevar todo lo necesario para una buena higiene. En la canastilla del bebé debes llevar:

1. Aceite para bebés

2. Jabón neutro para bebés

3. Pomada para el culito del bebé

4. Colonia de bebés

5. Cepillo para el pelo pequeño

6. Toallitas húmedas

Algo que puedes hacer para no ir muy cargada, es comprar todo en botes pequeños. Como es posible que no necesites los artículos de higiene para bebés, te vendrá bien no cargar con más de la cuenta.

Pañales para recién nacidos

Dependiendo de la clínica o el hospital al que acudas, es posible que las enfermeras te ofrezcan pañales para el recién nacido. Antes del parto, pregúntale a tu médico o a la matrona. Igualmente, por si acaso, lleva los tuyos. Al menos para los primeros días de vida del bebé, compra pañales para bebés desechables, es decir, de usar y tirar. Más adelante decidirás si quieres continuar con ellos, o remplazarlos por pañales de tela.

3. Documentación para el parto

Mamá y papá, es imprescindible que tengáis toda la documentación preparada para el día del parto. El hospital o clínica médica a la que vayáis os la pedirá. Los documentos importantes que debes llevar el día del parto son:

1. Plan de parto. Es un documento que las preferencias y necesidades de la madre durante el parto, así como del nacimiento del bebé. Vas a tener la oportunidad de elegir cómo quieres dar a luz. 

2. Tarjeta sanitaria de la madre. Bien de tu seguro médico privado, o la tarjeta de la seguridad social.

3. Pruebas médicas realizadas durante los 9 meses de embarazo. Es cierto que todos los resultados médicos realizados a la madre son enviados directamente al hospital, pero aún así, es recomendable que los padres lleven una copia encima por si acaso. 

4. El consentimiento de la epidural, es decir, el papel que certifica el consentimiento de la madre para inyectar la anestesia epidural en el parto. Aunque vayáis a tener un parto sin anestesia, es recomendable que tengáis el consentimiento firmado en caso de que suceda algún imprevisto.

5. Vuestra identificación. Tanto el padre como la madre deben entregar en el hospital ambos DNI´s, así como el libro de Familia en caso de tenerlo. Mostrando el libro de familia, los padres podrán inscribir a su bebé en el registro civil desde el hospital o clínica médica. 

¿Has visto lo sencillo que ha resultado preparar la maleta para el hospital? Apunta todo lo que hemos comentado en este artículo, puedes complementar la información con el video que incluimos ahí arriba. No te olvides nada importante. La bolsa de parto y la canastilla del bebé deben estar preparadas al menos 3 semanas antes de la fecha probable de parto. ¡Mucha suerte en tu gran día!




Si deseas leer más artículos parecidos a Maleta para el parto ¿Qué llevar al hospital?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Parto.


  1. Parto: Tipos de contracciones ¿Cómo son?
  2. Adelantar el parto: Trucos para dilatar más rápido
  3. Miedo al parto - ¿Cómo superarlo?
  4. Síntomas de parto ¿Cómo saber si estás de parto?
  5. El parto por cesárea: Paso a Paso
  6. Depresión posparto: Como superarla